Ignacio Mitjana, el fundador de la saga

 

Según afirmaba en el año 2006 Francisco José Rodríguez Marín, Rafael Mitjana Ardison nacido en Málaga en 1795, era hijo de Odón Almengol Ignacio Brunet y Mitjana, conocido por ‘Ignacio Mitjana’, y de María Ardison y Rojas. Al año siguiente, Alfonso Simón Montiel daba la misma filiación, incluida en su tesis doctoral. Por otro lado, en 2008, Amelia Montiel Bueno y Alfonso Simón Montiel señalan que los padres de Rafael Mitjana Ardison eran Ignacio Brunet y Mitjana y María Ardison, destacando que debió recibir enseñanza de dibujo, tal vez de su padre “del que se conserva algún grabado”. Todos ellos se basaban en el testamento del citado Rafael Mitjana Ardison, en el que, según Simón Montiel, se cita en relación al nombre de su progenitor: “por razones que no son de este lugar, se firmó y fue conocido siempre como D. Ignacio Mitjana”.

Plano de parte de la provincia de Badajoz copiado por Ignacio Mitjana el 12 de noviembre de 1812

Aunque no disponemos de datos concretos de cuándo llega a la ciudad de Málaga Ignacio Mitjana, sí que contamos con algunas referencias de su presencia en dicha capital. Así, en el año 2007, Rodríguez Marín ilustraba un artículo suyo sobre el Convento de la Victoria de Málaga con unos planos de dicho cenobio existentes en el Servicio Geográfico del Ejército, en el trabajo afirmaba que en 1820 se planteó la unión de los mínimos de “Málaga, Alhaurín de la Torre, Antequera, Archidona y Olvera (Cádiz)” en el convento de Torrox; señalando a continuación:

«El mariscal Francisco Javier Abadía consideró el monasterio de la Victoria adecuado para cuartel, y a tal efecto los ingenieros militares Andrés Arango e Ignacio Mitjana realizaron un pormenorizado levantamiento planimétrico.»

 

Sin embargo, en las leyendas de estos tres planos (uno general del convento, otro de la primera planta y otro de la segunda) se señala que habían sido levantados por el sargento mayor de Ingenieros Andrés Arango y que el subteniente del batallón de Doyle Ignacio Mitjana era el que los había delineado y dibujado; eso sí, por orden del mariscal de campo de los Ejércitos Nacionales Francisco Xavier Abadía.

El sargento mayor citado se trataba de Andrés Arango del Castillo, oficial nacido en La Habana hacia 1784 y que había ascendido a dicho empleo el 31 de diciembre de 1812. Para entonces, el mariscal de campo Francisco Xavier (o Javier) Abadía llevaba más de tres años en aquel empleo, al que había sido ascendido el 27 de junio de 1809 (con antigüedad del 21 de diciembre del año anterior); a principios de 1813 se encontraba enfermo, por lo que hasta febrero de ese año no volvió al servicio activo, haciéndose cargo el día 3 de ese mes de la organización de los cuerpos destinados a Ultramar. El 31 de julio siguiente fue nombrado jefe inspector de los cuerpos que se hallaban en la isla de León preparándose para ir a América.

Pasaje Mitjana en la ciudad de Málaga

Simultáneamente, en 1813, se le encargó una comisión para instalar un colegio militar y una fábrica de armas en la provincia de Granada (cuyo territorio comprendía gran parte de las actuales provincias de Granada, Málaga y Almería), en la que contó con la ayuda de diversos oficiales y que se prolongó, al menos, hasta el 23 de julio de ese año, según la documentación de su expediente personal. A esta comisión debe corresponder el plano levantado por Arango y dibujado por Ignacio Mitjana, ya que en octubre de 1814 Abadía fue destinado a la Inspección General de las Tropas Veteranas y de Milicias de Infantería y Caballería de América, en Madrid, y sin dejar este destino fue ascendido a teniente general el 17 de junio de 1815. Teniendo en cuenta estas fechas, el plano del convento de la Victoria sólo pudo levantarse en 1813 y, muy probablemente, el encargo estuviese relacionado con el proyecto de establecer un nuevo colegio militar en el Reino de Granada.

Plano de la plaza de Ciudad Rodrigo copiado por Ignacio Mitjana el 2 de diciembre de 1812

El Archivo Cartográfico de Estudios Geográficos del Centro Geográfico del Ejército guarda otros cuatro planos dibujados por el subteniente del batallón de Tiradores de Doyle Ignacio Mitjana, entre octubre y diciembre de 1812: uno de la plaza de Alcántara, fechado el 8 de octubre; dos copias de planos de distintas partes de la provincia de Badajoz, uno de los alrededores de la capital y otro de la Albuera, que originalmente formaban parte de uno solo copiado por Mitjana el 12 de noviembre; y otro de la plaza de Ciudad Rodrigo, firmado el 2 de diciembre. Todos ellos en Badajoz.

Detalle con la firma de Ignacio Mitjana

A pesar de ello, Rodríguez Marín, apoyándose en otros autores como Elías de Mateo Avilés y José Miguel Morales Folguera, señala que Rafael Mitjana participó en la Guerra de la Independencia con el empleo de subteniente de Ingenieros y que sirvió a las órdenes del general Torrijos.

Lo cierto es que José María Torrijos mandó desde el 8 de mayo de 1812, fecha en la que ascendió a coronel, un regimiento recreado ese mismo día con el nombre de ‘Tiradores de Doyle’, en alusión al general inglés Sir Charles Doyle que desde el año anterior se había encargado de la instrucción de los reclutas en la isla de León, labor para la que había contado desde el principio con Torrijos, que, por aquel entonces, era teniente coronel. Dicho regimiento pasaría a denominarse, a partir del 3 de noviembre de 1814, regimiento de infantería ligera de Barbastro; la unidad en esa fecha era una de las integradas en la expedición que se preparaba a Montevideo, bajo el mando del mariscal de campo Pablo Morillo.

Según los planos citados, Ignacio Mitjana combatió en la Guerra de la Independencia a las órdenes de Torrijos, pero no como subteniente de Ingenieros, si no de Infantería. Dato más acorde con la edad de su hijo Rafael, que cuando se inicia aquel conflicto tendría 13 o 14 años y 17 o 18 cuando se recrea la citada unidad mandada por Torrijos.

Plano de la plaza de Alcántara dibujado por Ignacio Mitjana el 8 de octubre de 1812

En contra de esta tesis está el hecho de que, entre el 24 de septiembre y el 13 de diciembre de 1812, se planteó un juicio de conciliación ante Gerónimo Rafael Carrasco, Alcalde primero de Málaga, por Francisco del Castillo y Rafael Téllez de León, el primero por sí y el segundo como curador de los hijos menores de Ignacio Mitjana, contra Carlos Krauel por el arrendamiento de una casa incluida en dicha testamentaría.

La diferencia entre ambas anotaciones, que implica el fallecimiento de Ignacio Mitjana, plantea la duda de qué referencia, los planos o el juicio de conciliación, corresponde al padre de Rafael Mitjana Ardison.

La esposa de Ignacio, María Ardison y Rojas, era hija de Esteban Ardison y Luisa de Rojas; el primero de los cuales falleció en Málaga y fue enterrado en la capilla de Santa Lucía el 8 de abril de 1793, habiendo otorgado testamento ante el escribano Antonio del Castillo y Fraguas. Un año después, el 15 de abril de 1794, Ignacio Mitjana y María Ardison constituían una hipoteca sobre la casa nº 17 (más tarde pasaría a ser el 13)  de la calle de San Bernardo el Viejo, obligándose a pagar a doña Luisa de Rojas 15 reales diarios, durante su vida.

Cuatro años más tarde, el 8 de Enero de 1798, Ignacio Mitjana estableció una segunda hipoteca sobre el mismo inmueble, por la que se obligó a pagar, en el término de 12 meses, 25.369 rs, y 12 cuartos a la Casa Murphí y compañía por cuenta de los Sres. Gual y Barril, de Cádiz; y ya en 1799, Mitjana hipotecó por tercera vez su domicilio, obligándose a pagar 25.715 rs. a Juan Gisper, de Barcelona, el día que se cumpliesen seis meses después de publicada la paz con Inglaterra, abonando un interés de 0’5 % mensual.

 

Pedro Luis Pérez Frías
Doctor en Historia y miembro del Grupo de Investigación HUM333 “Crisol Malaguide”
Universidad de Málaga

 

Artículos relacionados:
Los Mitjana, una saga malagueña muy callejera
Rafael Mitjana Ardison, arquitecto y empresario


epistemai.es – Revista digital de la Sociedad Erasmiana de Málaga – ISSN: 2697-2468
Pérez Frías, PL. Ignacio Mitjana, el fundador de la saga. epistemai.es [revista en Internet] 2021 octubre (15). Disponible en: http://epistemai.es/archivos/4409

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.