Pierre Latécoère. El visionario que trajo la aviación comercial a Málaga

 

El 9 de marzo de 1919 tomaba tierra en la finca malagueña de ‘El Rompedizo’ un avión; era el primero que lo hacía y su aterrizaje marcaría la utilización futura de aquel terreno como aeródromo por la compañía francesa Latécoère que lo utilizó como sede una de sus escalas en España para la línea aérea de correo y pasajeros entre Toulouse y Casablanca. Aquel día viajaba en el aparato pilotado por Lemaitre uno de los impulsores de la nueva línea, Pierre Latécoère (Figura 1).

Figura 1. Pierre-Georges Latécoère (1925) (1)

Hijo de Gabriel Latécoère y de Jeanne-Marie Pujol, Pierre había nacido el 25 de agosto de 1883 en la pequeña ciudad de Bagnères-de-Bigorre, al pie de los Pirineos en el valle del Adour. Se le impusieron los nombres de Pierre Charles Georges. La familia contó con otros dos hermanos, André y Berthe.

Casi veinte años antes de su nacimiento, en 1864, su padre había fundado un aserradero que con el tiempo se convirtió una floreciente empresa de carpintería y mecánica general, que llegó a contar con más de 150 empleados a finales del siglo XIX.

Pierre estaba destinado a suceder a su padre al frente del negocio familiar; por ello le enviaron a estudiar a París, primero en el liceo Loui-le-Grand y, más tarde, en la Escuela Central de Artes y Manufacturas de París (conocida como École Centrale París), una de las más prestigiosas escuelas de ingeniería de Francia, en la que ingresa en 1903, con veinte años.

Mientras está cursando sus estudios de ingeniero en París fallece su padre, en 1905, a consecuencia de un cáncer. Un año más tarde termina sus estudios y obtiene el título de ingeniero; de inmediato regresa a su pueblo natal para hacerse cargo de la empresa familiar. Muy pronto implanta grandes cambios en la casa ‘G. Latécoère’; el primero amplia la producción, orientándola a la fabricación de material rodante para los ferrocarriles y tranvías, y después crea una sucursal en Toulouse.

La Primera Guerra Mundial dará un nuevo rumbo a la empresa. Aunque Pierre es movilizado en sus inicios, su servicio en filas en el arma de artillería fue muy breve —apenas cuatro meses— ya que debido a sus problemas en la vista fue licenciado. Cuando vuelve a la empresa decide dedicar una de sus plantas de Toulouse a la fabricación de obuses; además, en 1916 inicia, también en Toulouse, la fabricación de células de avión en otra de sus plantas; convirtiéndose en el pionero de la industria aeronáutica de aquella ciudad.

Aunque Pierre no tiene conocimientos aeronáuticos, contará con Emile Dewoitine como responsable de producción en esta línea. Dewoitine fue destinado en 1917 a la empresa Latécoère por el Service de Fabricatión de l’Aviation (SFA), órgano del Ejército encargado de promover y controlar la fabricación de aviones militares, para poner en marcha la producción de 1.000 biplanos de reconocimiento Salmson 2A2 que la casa Latécoère había conseguido en un concurso.

La colaboración entre Pierre y Emile se prolongará durante tres años, hasta que en 1920 Dewoitine decide establecerse por su cuenta y dedicarse a la construcción de los aviones que el mismo diseña.

Figura 2. Lignes Aeriennes Latécoère (2)

La entrega del primer Salmson fabricado en Toulouse por la empresa Latécoère tuvo lugar el 5 de mayo de 1918 en el aeródromo de Montaudran, construido por prisioneros alemanes; seis meses más tarde, cuando se firma el armisticio —14 de noviembre de 1918—, se habían construido 800 aparatos de los 1.000 previstos. En ese tiempo Pierre comienza a dar forma a un nuevo proyecto: el establecimiento de una línea aérea comercial que una Francia, África y América para el transporte de correo y pasajeros.

A principios de 1919 funda con el italiano Beppo de Massini la compañía ‘Lignes Aériennes Latécoère’ (Figura 2), con la que establece la línea Toulouse – Casablanca, con escalas en Barcelona, Alicante y Málaga; inaugurada oficialmente el 1 de septiembre de ese año. Dos años después la compañía cambió su nombre por el de ‘Compagnie générale d’entreprises aéronautiques’, denominación que mantendría hasta 1927. En 1924 Latécoère amplió la línea desde Casablanca hasta Dakar, con escalas en Agadir, Cabo Juby, Villa Cisneros, Port-Étienne y Saint-Louis.

Figura 3. Bono de la Compagnie Générale Aéropostale con fecha 5 novembre 1928 (3)

Las dificultades de la compañía aérea, debido sobre todo a los obstáculos que encuentra para conseguir las concesiones postales en América, hacen que en 1927 Pierre deje la empresa y se la venda a Marcel Bouilloux-Lafont, centrándose desde entonces en el diseño y fabricación de aviones.

Bouilloux modificará el nombre de la compañía, que pasa a denominarse ‘Compagnie générale aéropostale’ (Figura 3). Más conocida por la ‘Aéropostale’ o ‘La Ligne’, la compañía consiguió dar el salto a América en 1930.

Desde 1923 Latécoère vive en París, en el 79 Avenue Marceau; en ese año recibe la Gran medalla del Aero Club de Francia, por su contribución a los progresos de la aviación. Aunque ya no interviene directamente en las líneas aéreas, tiene la satisfacción de que la primera travesía transatlántica entre Dakar y Natal (Brasil) se llevase a efecto con uno de los aviones fabricados en su factoría de Toulouse: el ‘Conde de La Vaulx’, un modelo Latécoère 28-3, pilotado por Jean Mermoz.

Figura 4. Aeropuerto de Málaga en la actualidad

Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, permanece en su residencia parisina donde fallece el 10 de mayo de 1943.

En Málaga, contamos con una plaza dedicada a este pionero de la aviación comercial, responsable de que el primer aeródromo de nuestra ciudad se estableciese en la finca ‘El Rompedizo’, en el cual operó la línea aérea Latécoère con sus sucesivas denominaciones; hasta que en 1932 fue adquirida la finca a Eugenio Gross para establecer el Aeropuerto Nacional de Málaga (Figura 4), el cual conservaría durante muchos años la denominación de la finca original.

El callejero del Ayuntamiento recuerda así a este personaje:

Plaza Pierre-Georges Latécoère

(1883 – 1943), ingeniero y empresario de la aviación francesa que fundó la ‘Compagnie générale aéropostale’ en 1919. La figura de Latécoère es clave para el nacimiento del aeropuerto de Málaga. La actividad aeronáutica en Málaga se inició en 1919 con el establecimiento en el cortijo ‘El Rompedizo’ de la Compañía Latécoère que utilizaba Málaga como escala de la línea aeropostal Toulouse-Casablanca.  

 

 

Pedro Luis Pérez Frías

 

Para ampliar información:

Los inicios de la aviación comercial en Málaga y el aeropuerto de El Rompedizo. 100 años de historia

Los otros protagonistas que acompañaron a Latécoère. Los pilotos

 

Referencias de las imágenes:

  1. De Agence de presse Meurisse – Bibliothèque nationale de France, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=18367777
  2. De Walter Mittelholzer — Cette image provident d’une collection de la Bibliothèque de l’école polytechnique de Zurich et a été publiée sur Wikimédia Commons dans le cadre d’une coopération avec Wikimedia CH. Domaine public, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=50747510
  3. De Unbekannte Autoren und Grafiker; Scan vom EDHAC e.V. — Sammlung eines Mitglieds des Ersten Deutschen Historic-Actien-Clubs e.V (EDHAC e.V.); (le), Domaine public, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=62115412
Enlace para bookmark : Enlace permanente.