Los otros protagonistas que acompañaron a Latécoère. Los pilotos

 

El sueño de Pierre Latécoère se hizo posible gracias a un grupo de hombres que creyeron en su idea y pilotaron los aviones que la hicieron realidad. Esos aviadores que llegaron a ‘El Rompedizo’ el domingo 9 de marzo y a principios de septiembre de 1919 fueron los que materializaron el sueño del empresario francés. Por ello se les debe rendir tributo al igual que a su jefe.

Figura 1. Avión Salmson 2A2 (1)

El primero en llegar a Málaga, pero sin pilotar un avión, fue Paul Junquet. Este teniente de dragones francés, fue uno de los primeros pilotos de ensayo con el que contó Latécoère para probar los aviones Salmson 2A2 (Figura 1) que se fabricaban en Toulouse. En el primer vuelo de ensayo entre Toulouse y Rabat, iniciado a finales de febrero, tuvo que hacer un aterrizaje en Alicante sin sus gafas de miopía, por lo que el avión resultó dañado. Latécoère, que viajaba con él en este vuelo, confió en él para supervisar el campo de aterrizaje en Málaga; él fue quien aprobó la utilización de los terrenos de La Isla y dio instrucciones para su acondicionamiento.

Henri Lemaître, nacido en Blérè el 6 de julio de 1884; obtuvo su diploma de piloto en 1912. Durante la Primera Guerra Mundial inicia su servicio como sargento piloto en una escuadrilla de reconocimiento en los Vosgos, pero muy pronto pasará a la aviación de bombardeo, en la cual llega a mandar la escuadrilla BM 120, equipada con aviones Breguet-Michelin IV y V; en estas tareas realiza numerosas misiones sobre el Rhur, siendo dos veces citado por sus jefes. Al terminar la guerra, era capitán, contaba con 134 misiones de bombardeo, 87 de ellas nocturnas, dos victorias aéreas, la Legión de Honor y nueve citaciones.

Figura 2. Beppo de Massimi (2)

Participa en el primer vuelo de prueba Toulouse – Rabat, junto con Junquet, llevando en su aparato a Beppo de Massimi (Figura 2); fue el primer piloto en aterrizar en Barcelona y Alicante, el 27 de febrero de 1919, pero en este último su avión resultó seriamente dañado por lo que no pudieron seguir viaje.

El 9 de marzo de ese año es también el primero que aterriza en ‘El Rompedizo’, en Málaga, llevando en esta ocasión al propio Pierre Latécoère, completando ese día el vuelo Toulousse – Rabat por primera vez.

Al mes siguiente es destacado a la escuadrilla F 110, conocida como la “escuadrilla de los grandes raids”. El 18 de junio de 1919 despega a bordo de un Breguet 14 para intentar el vuelo Villacoublay (Francia) a Dakar (Senegal), después de 8 horas y media de vuelo y 1.400 kilómetros de recorrido llega Rabat el 19; el 21 a Marraquech y el 25 a Mogador, donde descansa la tripulación hasta el 27 rumbo a Dakar, pero después de numerosos incidentes el vuelo termina en Port-Etienne, a 570 kilómetros de distancia de su destino final, cuando el avión queda atascado en la arena. Habían recorrido 4.700 kilómetros, 1.700 de ellos sobrevolando el Sahara.

Lemaitîre deja la aviación militar en 1922, pero sigue volando con la casa Breguet y realizando grandes raids, como el París – Tombuctu – París, en 1925 o el record de mundial de vuelo sin escalas, volando 3.166 kilómetros entre Étampes y Villa Cisneros.

En 1927 se traslada a Bolivia, donde durante tres años forma a los pilotos bolivianos en el manejo de los Breguet. Regresa a Francia en 1930, un año más tarde deja la Breguet y se retira como piloto, obligado por su débil salud y la fatiga de veinte años de vuelos en difíciles condiciones. Cuatro años más tarde, el 13 de julio de 1935, fallece en Saint-Maxire, en el castillo familiar.

Figura 3. Avión Breguet 14T (3)

Jean Dombray, fue uno de los tres pilotos que iniciaron el vuelo inaugural de la línea Latécoère a principios de septiembre de 1919, a bordo de sendos aviones Breguet 14 (Figura 3). Dombray aterrizó en ‘El Rompedizo’ al día siguiente de que lo hiciese su compañero Didier Daurat, pero la recepción oficial se hizo a ambos el día que llegó él. Será también el segundo que complete tras Daurat el vuelo hasta Rabat.

Durante la Primera Guerra Mundial Dombray llegó a formar parte del Grupo de Combate nº 12, heredero de la famosa escuadrilla de “Las Cigueñas”, sirviendo como teniente en la escuadrilla nº 26.

Después del vuelo inaugural seguirá volando con la Latécoère y el 13 de julio de 1920 es encargado de la base de Alicante.

Didier Daurat es el primer piloto que toma tierra en ‘El Rompedizo’ para abrir oficialmente la línea Toulouse – Casablanca, en septiembre de 1919. Nacido el 2 de enero de 1891 en Montreuil-sous-Bois. Al iniciarse la Primera Guerra Mundial fue movilizado y destinado al 163 regimiento de Infantería, en el que sirvió cerca de dos años, la mayor parte en el frente de Verdún, donde alcanza el empleo de sargento; herido, fue evacuado a Vichy. En junio de 1916 pide volver al frente y se alista al ejército del aire.

El 16 de diciembre de ese año obtiene su título de piloto y es enviado a perfeccionar sus conocimientos a Châteauroux; pocas semanas después se incorpora a la famosa escuadrilla C-227, en donde servía un piloto italiano procedente de la Legión Extranjera: Beppo de Massimi.

Los dos compañeros efectuaron juntos numerosas misiones de observación y reconocimiento. En una de esas misiones, en junio de 1917, Didier descubrirá el asentamiento del cañón “Gran Berta”, con el que los alemanes amenazaban con bombardear París. Más tarde pasa a la aviación de caza donde perfeccionará un método de caza nocturna. Ascendido a teniente, al terminar la guerra cuenta con la Legión de Honor, la Cruz de Guerra con palmas y ocho citaciones. Tras el armisticio se incorpora a la empresa Latécoère como piloto.

A principios de septiembre de 1919 es el primer piloto en tomar tierra en Málaga transportando el correo destinado a Rabat, también será el primero que lo haga en aquella ciudad.

Después de ese vuelo es nombrado jefe de la base de Málaga, pero permanecerá en ella poco tiempo ya que en octubre de 1920, su amigo Massimi convence a Latécoère de que Didier es la persona idónea para sustituir a Pierre Beaute como director de explotación de la línea.

Figura 4. Aeropuerto de Málaga en la actualidad

En su nuevo cargo Daurat imprimirá un nuevo espíritu a la compañía y pondrá en marcha un reglamento preciso y riguroso que había redactado y entregado, antes de ser nombrado, a Massimi y Latécoère. Su carácter y su forma de dirigir le hacen acreedor al mote de “camarade gelé” (camarada helado u hombre de hielo), pero en seis meses asegura la regularidad y el buen funcionamiento de la línea Francia – Marruecos.

Más tarde participará en la expansión de la línea hasta América del Sur y permanecerá en la compañía, con sus distintos nombres, hasta la creación de Air France.

Muere en Toulouse el 2 de diciembre de 1969.

Estos son los pilotos que contribuyeron a hacer realidad el sueño de Pierre Latécoère. Málaga no los recuerda en su callejero, pero en este centenario justo es rendirles tributo de agradecimiento (Figura 4).

 

Pedro Luis Pérez Frías

 

Para ampliar información:

Los inicios de la aviación comercial en Málaga y el aeropuerto de El Rompedizo. 100 años de historia

Pierre Latécoère. El visionario que trajo la aviación comercial a Málaga

 

Referencias de las imágenes:

  1. http://web.archive.org/web/20050207090802/http://www.histaer.org/aviones/salmson.htm
  2. http://web.archive.org/web/20041211201017/http://www.histaer.org/hombres/beppo.htm
  3. http://web.archive.org/web/20050205060004/http://www.histaer.org/aviones/br14t.htm

Fotos del aeropuerto en la actualidad del propio autor.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.