Conferencia: Ávila monumental

Conferencia de Dña. María del Carmen Gómez Muñoz, licenciada en Filosofía y Letras, sección de Historia, por la Universidad Complutense de Madrid, Profesora Adjunta de Enseñanza Media y Catedrático de Instituto.

Presentación: D. Adalberto Martínez Solaesa. Catedrático de Órgano del Conservatorio Superior de Música de Málaga y Catedrático emérito de la UMA.

Miércoles, 27 de marzo de 2019, 19.30 h. en el Aula de Cultura de Cajamar, Alameda Principal, 19, de Málaga.

El propósito de esta conferencia es recordar la riqueza monumental de la ciudad, a quienes ya la conocen, y mostrársela someramente a quienes aún no la han contemplado. Dada la magnitud del patrimonio artístico abulense, solo podré hacer una exposición sucinta, apoyada con fotografías, de sus monumentos más emblemáticos, tanto civiles como religiosos.


En la presentación de la conferenciante, el Dr. Adalberto Martínez Solaesa hizo hincapié en el papel extraordinario que el docente tiene para la sociedad y que, muy en especial, en el caso de Dña. María del Carmen Gómez, se cetra en dos aspectos fundamentales de su actividad: sus grandes conocimientos y su perfil investigador.

 

Dada la extensión, inabarcable en el tiempo de una conferencia, del gran legado monumental de Ávila, la conferenciante centra su disertación en los aspectos más notorios del desarrollo arquitectónico, que hunde sus raíces en el paso por ella de los pueblos que han cimentado la propia historia de España. Así, la muralla, el símbolo más reconocible de la ciudad, comenzó a construirse en la época romana, visigodos y árabes dejaron en ella su propia huella y finalmente es Alfonso VI quien encarga a Raimundo de Borgoña su reconstrucción al tiempo que la repoblación de la zona. De esta última fase, que dura casi un siglo y acaba a finales del siglo XII, surge la obra de mampostería de granito que conocemos, con 88 baluartes, de entre 12 y 15 metros de altura, y nueve puertas, de la cuales, tres son las más importantes.

Alrededor del siglo XVI, y bajo la protección y en muchos casos pegados a la propia muralla, las familias predominantes de la ciudad se hacen construir los palacios que han llegado a nuestros días como representantes de una arquitectura civil con gran influencia de la escuela toledana. De entre ellos, Dña. María del Carmen Gómez destaca y analiza los detalles de construcción del Palacio de los Dávila, el Palacio de los Guzmanes, el Palacio de los Polentinos y el Palacio de los Nuñez de Vela.

De la arquitectura religiosa, y recalcando que también hay iglesias de gran valor artístico construidas fuera de las murallas, la conferenciante centró la parte final de su disertación en la catedral, levantada entre los siglos XII y XIV, en un estilo tardío románico (o gótico primitivo) y que en realidad es una “iglesia fortaleza” con almenas en la girola y claustro; la basílica de San Vicente, con planta de cruz latina; y el Monasterio de Santo Tomás, que, además de la propia iglesia, donde está la tumba de D. Juan, hijo de los Reyes Católicos, posee tres claustros.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios